“Que el cine sea ordenado a la gloria de Dios y a la salvación de las almas, y sirva eficazmente para la extensión del Reino de Cristo sobre la Tierra”.

S. S. Pío XII

miércoles, 18 de agosto de 2010

EDUCACION


COMENTARIOS ELEISON 158 (24/ VII/ 2010):

"UNIVERSIDAD", TIERRA BALDÍA.

Por Mons. Richard Williamson

Hace algunos años cuando escribí que las niñas no deberían asistir a la universidad, algunos lectores entraron en shock. Pero cuando hoy en día escucho a un joven Profesor que recientemente pasó seis años enseñando Literatura Inglesa en una "universidad" inglesa (no es la misma cosa que una universidad verdadera), parecería que debo añadir que los niños tampoco deben de asistir. O por lo menos deberían pensarlo muy bien antes de decidirse a ir, y sus padres deberían considerarlo seriamente antes de soltar las costosas cuotas. Enseguida presenté, en orden, lo que el profesor observó, lo que él ve como las causas y lo que a su parecer son los remedios.

En la "Universidad" en donde él impartió su cátedra, no observó la búsqueda de la verdad ni la educación para la verdad. Comenta, "El lenguaje es un juego independiente de la realidad, que produce sus propios artefactos. A los estudiantes se les hace sentir que todo es relativo, que no hay estándares, valores, ni un marco ni referencias morales. Las ciencias están infectadas con un evolucionismo que opone la "ciencia" a la religión. Las "Humanidades" son degradadas por una interpretación Freudiana que hace que todo se centre en el sexo. Los Profesores les dicen a sus alumnos que tengan una vida sexual porque "les hace bien". Estas "universidades" le hacen publicidad a su vida nocturna y casi alaban el pecado contra la naturaleza. Están completamente sexualizadas.

"En lo que respecta a los profesores, muchos reconocen que hay un problema de fondo, pero muchos siguen jugando el juego. Ellos están todos Marxistizados, si no son Marxistas. Ellos enseñan como si toda autoridad fuera asfixiante, toda tradición opresiva. La evolución reina. En cuanto a los estudiantes, muchos más de los que uno podría suponer anhelan algo, para ya no ven a su "universidad" como quien pueda llevarlos a la verdad. Si quieren una "Licenciatura" es solo para obtener un empleo y si buscan un buen "Grado Académico" es solamente para obtener un empleo mejor pagado. Rara vez discutirán ideas."

Entonces, ¿cuáles son las CAUSAS de que la Universidad se haya tornado netamente en una procesadora utilitaria de información para servir al sistema establecido? El Profesor comenta, "La principal causa es la pérdida de Dios, como resultado de varios siglos de guerra contra la Encarnación. Por lo tanto la educación ya no significa proveer la verdad o la moral por la cual se tiene que vivir, sino más bien el desarrollar el propio potencial para ser diferente y mejor que cualquier otro. En este vacío que dejó la Verdad reina la cultura pop y la Escuela de Frankfurt, con su liberación de toda autoridad. En este vacío que dejó Dios se aparece el Estado, quien ve a las "universidades" como una fuente de tecnócratas e ingenieros. Los absolutos no son de interés alguno, a excepción de una: el escepticismo absoluto."

En cuanto a los REMEDIOS el Profesor dice, "Estas "universidades" difícilmente pueden escapar de la trampa en la que han caído. Para aprender algo genuinamente útil un niño está mucho mejor en casa, o charlando con sacerdotes o asistiendo a un Retiro. Los fieles Católicos deben de hacer cosas por sí mismos y unirse para reconstruir sus propias instituciones, comenzando tal vez por las escuelas de verano. Las Humanidades deben de ser restauradas, porque se ocupan de las bases de la existencia humana, de lo que es justo, bueno y verdadero. Las ciencias naturales, específicas y derivadas, deben permanecer en segundo plano. No pueden tomar prioridad por encima de las Humanidades. Que los padres envíen a sus niños a estas "universidades" para obtener un trabajo, pero no para aprender algo verdaderamente útil."

"La pérdida de Dios" - está todo dicho.

Kyrie eleison.

COMENTARIOS ELEISON 160 (7 - VIII - 2010):

"UNIVERSIDADES" - REMEDIOS I

Por Mons. Richard Williamson

"Muy bien, su Excelencia," puedo escuchar que comentan los padres de familia, "así es que las universidades son tierra baldía. Pero al afirmar esto Ud. tendrá que admitir que en cualquier otro lado no puede encontrarse más que tierra baldía. Entonces, ¿qué es lo que tenemos que hacer con nuestros hijos? La ley de Dios nos prohíbe el uso de maneras ilícitas de prevenir su llegada. Ellos llegan. ¿Y luego?

a respuesta veloz es que en un mundo peor que nunca, las almas que desean llegar al Cielo tendrán que ser más heroicas que nunca, mas su recompensa será en la misma medida más grande que nunca.

Pío XII dijo que el mundo estaba peor en sus días que en los tiempos de Sodoma y Gomorra ¡y el murió en 1958! ¿Qué diría hoy? Enfrentando el mismo problema, los Papas que lo siguieron "movieron los postes" en el Vaticano II para no tener que seguir condenando, condenando y condenando. Pero esa fue la salida fácil. El apagar las alarmas no es lo mismo que extinguir el fuego. La Iglesia y el mundo están alegremente ardiendo, y lo primero que los padres de familia deben de hacer es enfrentar el problema: el peligro extremo para la salvación eterna de sus hijos.

Una vez que comprendan el peligro, su Fe Católica les dirá que no pueden tomar el camino bajo propuesto por el Concilio, ni ningún otro camino fácil, deben de tomar el camino heroico. "No llegaremos al Cielo sobre camas de plumas", dijo Sto. Tomás Moro. Nuestro Señor nos dice, "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame." (Mateo XVI,24), y "Aquel que persevere hasta el fin será salvo" (Mateo XXIV, 13). Los padres de familia deben de comprender que si para salvar las almas de sus hijos necesitan ser héroes, entonces serán héroes. En ese punto, como dice el proverbio, "En donde hay voluntad, hay un camino". Así es que una vez que el amor de padres tiene esa voluntad de alcanzar el fin, encontrará un medio tanto dentro como fuera de casa.

Para lo que se refiere a lo necesario fuera de casa, favor de revisar el "Comentarios Eleison" de la próxima semana para alternativas a la universidad. Para dentro de casa, cualquier sacerdote que se digne de serlo les dirá que deben de empezar por establecer firmemente el rezo del Santo Rosario en familia en casa, continuando con el deshacerse de la televisión que es un tabernáculo del mundo, de la carne y del Demonio. Desde los años más tempranos, hagan que los corazones y mentes de los niños estén llenos en casa con un intercambio viviente y discusión viva de todo lo que se encuentra debajo del sol. Esto es debido a que para el momento en que los niños tengan edad para ir a la universidad, la suerte está usualmente echada, para bien o para mal. Así es que si un niño ha crecido en un hogar con vida real, elevado hacia el Cielo a través de la oración, la peor de las universidades podrá no hacerle demasiado daño, mientras que si este creció como un tele idiota, la mejor universidad puede no ayudarlo mucho en su camino hacia el Cielo.

Dense cuenta que el CE 158 no dijo a los padres que nunca pagaran para que un hijo suyo fuera a la universidad. Dijo que lo pensaran muy bien antes de hacerlo. Si los padres piensan cuidadosamente mientras su hijo es aún joven, su Fe les dirá cómo es que la vida en casa debe de modificarse, sin demoras. Como dice San Pablo (I Cor. II,9), citando a Isaías (LXIV,4) cualquier esfuerzo para llegar al cielo vale infinitamente la pena, porque está infinitamente más allá de lo que puede imaginar la imaginación humana más viva.

Kyrie eleison.

COMENTARIO ELEISON 161 (14-VIII-2010):

"UNIVERSIDADES" -- REMEDIOS II

Por Mons. Richard Williamson

¿Por qué las "universidades" modernas son auténticos basureros de la "democracia"? Porque en una "democracia" todos deben de ser iguales, nadie puede aparentar ser superior. Pero el tener un Título Universitario hace de algunos superiores. Así es que todos deben de tener un Título. Pero de ninguna manera todos los niños tienen la inteligencia o la afinidad por los libros como para obtener un Título. Por lo tanto las "universidades" deben de ser "atontadas" y las "Títulos Universitarios" otorgados a todo tipo de sujetos tontos, hasta que todos los jóvenes puedan obtener un "Título", aunque ni siquiera llegue a valer el papel en el que se entrega. El sistema "universitario" de hoy en día es "una estafa total", comenta un amigo y profesor Americano, quien lo conoce desde dentro.

¿Qué está en la raíz de esta moderna estupidez? Una vez más, la falta de Dios. Todas las almas son absolutamente iguales ante Dios, para la eternidad, ante el trono de su juicio al momento de la muerte, que es lo único que importa, pero en todos los aspectos son desiguales ante los hombres, durante esta corta vida, en la sociedad humana. Esto es porque Dios reparte sus dones de una manera muy desigual, para que todos los hombres tengan que depender unos de los otros y que tengan que cuidarse unos a los otros. De ahí que un simple "Título Universitario" humano como tal hace a cualquiera superior no ante Dios, sino solamente ante los hombres tontos que dejan a Dios fuera de la jugada. Por lo tanto, los padres de familia que toman a Dios en cuenta despreciarán la "democracia", la "igualdad", las "universidades" y los "Títulos Académicos".

Su preocupación principal será la de formar a sus hijos en la realidad, para que así puedan llegar al Cielo real del Dios real, prestando poca atención a la irrealidad de un mundo que está cayendo en ruinas a su alrededor. La primera pregunta para los padres será esta: ¿Qué dones le ha regalado Dios a este hijo, tan diferente aún de nuestros demás hijos? ¿Qué inclinaciones tiene? Los talentos que Dios le ha dado apuntarán hacia lo que Dios quiere para él. Obviamente más niños tienen habilidades para trabajos manuales que para los estudios. Además, G. K. Chesterton dijo interesantemente en una ocasión que el buscar dominar cualquier ámbito material, por ejemplo la madera o el metal, es un aprendizaje de la realidad. Por lo que de todos modos permítanle a un hijo que vaya a una escuela técnica para aprender un verdadero trabajo para hacerse, por ejemplo, un buen carpintero, plomero, electricista o mecánico. O ¿tiene el niño un tío con una granja? Mándelo allá. ¡El manejar ganado es una enseñanza especial de la realidad!

Para que aprenda esa realidad permítanle renunciar a un "Título Académico". Los patrones de hoy en día podrán aún estar requiriendo un "Título", pero los del mañana pronto estarán diciendo "¿Pasaste tres años gastando el dinero de tus padres o incrementando una deuda muy pesada, sólo para aprender a beber y a lanzar frisbees y a payasear con las chicas? ¡No me interesas!" Por el contrario, si además de un trabajo práctico un joven ha aprendido en casa la honestidad y el trabajo duro, este será capaz de hacer mucho más que simplemente vivir una vida honesta. Sus servicios estarán muy demandados en un mundo que se colapsa en las ruinas de valores irreales.

En cuanto a las niñas, dejen que aprendan las realidades del hogar de todos los tiempos como la costura, la cocina, las conservas, la música, las artes, en pocas palabras todo lo que hace más agradable la vida en casa, pero especialmente el cocinar. El mundo puede caerse en ruinas, puede hacer lo que guste, pero la mejor manera de llegarle al corazón de un hombre seguirá siendo a través de su estómago. ¡Es un hombre el que se lo dice!

Kyrie eleison.