“Que el cine sea ordenado a la gloria de Dios y a la salvación de las almas, y sirva eficazmente para la extensión del Reino de Cristo sobre la Tierra”.

S. S. Pío XII

viernes, 15 de enero de 2010

SAGRADO CORAZON


El sentido de las siete promesas es éste:
“Refugiaos del Diluvio de pecados de hoy día en la vida interior, en el cuidado de vuestra salvación, haced todo lo que podáis porque venga mi Reino, a pesar del poder del Reino de Satán; todos los demás asuntos vuestros, incluso el asunto temeroso de vuestra salvación, dejadlos por mi cuenta, yo respondo de todo. O sea, amadme sinceramente, imitad mi modo de ser, escondeos en mi Corazón y echad de vosotros todo temor. Yo soy el Principio y el Fin, el Alfa y el Omega: todo el que se confía a Mí no puede perecer”.

R. P. Castellani, Domingueras Prédicas II, págs. 188-189.