“Que el cine sea ordenado a la gloria de Dios y a la salvación de las almas, y sirva eficazmente para la extensión del Reino de Cristo sobre la Tierra”.

S. S. Pío XII

domingo, 5 de agosto de 2012

EXTRAS - VERTIGO EN LA CIMA

Según una reciente encuesta...

VÉRTIGO: MEJOR PELÍCULA DE LA HISTORIA



Londres. (EFE).- Vértigo de Alfred Hitchcock ha sido designada "mejor película de todos los tiempos" superando a Ciudadano Kane de Orson Welles, según la última encuesta de la revista Sight and Sound del British Film Institute (BFI), la Filmoteca de Londres.

Esta publicación especializada lleva a cabo ese tipo de sondeos cada diez años y la cinta dirigida por Welles había copado el primer puesto en esa lista de 50 mejores películas durante las últimas cinco décadas. En la última encuesta, los expertos situaron en primera posición a Vértigo, el filme de suspense que el director británico dirigió en 1958, superando por 34 votos a Ciudadano Kane, y no incluyeron en la lista ningún filme rodado en la última década.
A esos expertos en cine -un total de 846 entre distribuidores, críticos, académicos y escritores- se les pidió que valoraran los trabajos en función de su relevancia en la historia cinematográfica, sus hallazgos estéticos o el impacto que tuvo cada película nivel personal en base a su propia visión del cine.
Con un reparto que incluye a los actores James Stewart y Kim Novak, Vértigo versa sobre un agente de policía jubilado, Scotty Ferguson, que siente pánico a las alturas. En el último sondeo que la revista llevó a cabo hace una década, la película de Hitchcock, a la que el propio director británico se refirió como su "cinta más personal", se había quedado a solo cinco votos de Ciudadano Kane (1941).
Al igual que con la película de Welles, Vértigo recibió críticas contradictorias cuando se estrenó aunque ha ido ganando prestigio con el paso del tiempo. En la clasificación del BFI, la cinta de Yasujiro Ozu Tokyo Story (Los cuentos de Tokyo) (1953) pasó de la quinta a la tercera posición, mientras que La Regle du Jeu (1939) de Jean Renoir, perdió un puesto hasta el cuarto.
Entre las diez primeras películas hubo dos nuevas entradas: Man With a Movie Camera (El hombre de la cámara) (1929) de Dziga Vertov, en el número ocho, y The Passion Of Joan Of Arc (La pasión de Juana de Arco) (1927) de Carl Theodor Dreyer, en novena posición.
De los trabajos seleccionados, el más reciente fue 2001: A Space Odyssey (2001: Una odisea del espacio) (1968) de Stanley Kubrick, en sexto lugar. El director de la revista Sight and Sound, Nick James, indicó a los medios británicos que el resultado de la clasificación "refleja los cambios realizados en la cultura de la crítica cinematográfica" en los últimos años.


La lista de las diez mejores películas queda de la siguiente manera:


1- Vértigo (Hitchcock, 1958)


2- Ciudadano Kane (Welles, 1941)


3- Los cuentos de Tokyo (Tôkyô monogatari, Ozu, 1953)


4- La regla del juego (La Règle du jeu, Renoir, 1939)


5- Amanecer (Sunrise: a Song for Two Humans, Murnau, 1927)


6- 2001: Una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey, Kubrick, 1968)


7- Centauros del desierto (The Searchers, Ford, 1956)


8- El hombre de la cámara (Chelovek s kino-apparatom, Vertov, 1929)


9- La pasión de Juana de Arco (La passion de Jeanne d´Arc, Dreyer, 1927)


10- 8 ½’ (Fellini, 1963)

Enlace original:

COMENTARIO REDUCO: Ya lo sabíamos. Pero aunque por razones no del todo convincentes, satisface un tiro para el lado de la justicia, aunque los medios de comunicación de la Argentina ninguneen la noticia o destaquen más bien que "Ciudadano Kane" ha dejado de ser la número uno. En fin, nuestras razones, creemos que de más peso, pueden leerse aquí, para quien esté interesado: Vértigo: apuntes temáticos 
Hemos colocado en negritas, por otra parte, las películas que vale la pena conocer. El hecho de que tanto la obra maestra de Hitchcock como la obra maestra de Ford (The searchers) figuren en el listado de las diez películas, es más que auspicioso. Cuando macaneadores como Fellini o Kubrick dejen de aparecen allí, seguramente el mundo será más justo, es decir, cristiano.