“Que el cine sea ordenado a la gloria de Dios y a la salvación de las almas, y sirva eficazmente para la extensión del Reino de Cristo sobre la Tierra”.

S. S. Pío XII

viernes, 19 de junio de 2009

NOTA - CHE EL ARGENTINO APATRIDA

CHE
EL ARGENTINO

APÁTRIDA
Una crítica en imágenes



“Cada día resulta más fácil saber lo que debemos despreciar: lo que el moderno admira y el periodista elogia”
Nicolás Gómez Dávila





“Los asesinatos políticos son lícitos hoy, siempre que
el asesino sea de izquierda”
Nicolás Gómez Dávila





“El izquierdista no tiene opiniones sino dogmas”
Nicolás Gómez Dávila








“La prensa de izquierda le fabrica a la izquierda los grandes hombres que la naturaleza y la historia no le fabrican”
Nicolás Gómez Dávila




“Revolución es el período durante el cual se estila llamar “idealista”
los actos que castiga todo código penal”
Nicolás Gómez Dávila






“No entiendo cómo se puede ser izquierdista en el mundo moderno donde todo el mundo es más o menos de izquierda”
Nicolás Gómez Dávila



“La democracia no canoniza sino a los organizadores de matanzas”
Nicolás Gómez Dávila





“La sabiduría de este siglo se reduce a observar el mundo con la mirada amarga y sucia de un adolescente depravado”.
Nicolás Gómez Dávila



“Tan solo el hombre inteligente y el estólido saben ser sedentarios. La mediocridad es inquieta y viaja”
Nicolás Gómez Dávila

LA “CRÍTICA” PERIODÍSTICA DIJO:

ÁMBITO FINANCIERO: El diario que pertenece y/o lee la oligarquía financiera y los hombres de negocios, según parece, le da tres deditos, y termina diciendo:

“Lo bueno, por último, es que el personaje, definido como argentino ya desde el título, se defina también, en los hechos, como un hombre recto, valiente, empeñado en la educación pública, y (notable escena final) asombrosamente honrado. Ojalá estas virtudes, sobre todo la última, pudieran aplicarse a todos los argentinos que andan por el mundo, y mejor todavía a los que aquí se quedan.”



LA NACION: El diario de los Mitre, “de derecha”, supuestamente, luego de largos circunloquios termina calificándola de “buena”, otorgándoles three stars.



CRITICA el diario del cabaretero Lanata, dice:
“Un tipo que dejó a sus seres queridos para irse a pelear por la justicia social sigue siendo algo tan inaprensible, tan poco de este mundo, que no hay herramientas hoy capaces de ayudar a juzgarlo.”
Como no tiene estrellas ni deditos, le da un puntaje: 7 puntos. Parece que es un film que no entusiasma a nadie, pero hay que defender porque es lo políticamente correcto para el “sistema”.

GENTE: La revista del cholulaje y la gente linda, para no ser menos, dice que es “Muy buena”.


CLARIN:El diario que pertenece a la banca Goldman-Sachs, de procedencia judeo-estadounidense (del odiado imperio yanqui al que “Che” vituperaba) muy sutilmente la recomienda: “...lo que Soderbergh consigue aquí se acerca a una hazaña, algo que muchos considerábamos imposible dentro de los convencionalismos narrativos del cine de ficción.”
Su calificación es “muy buena”.


Página 12: El otro diario de la banca Goldman-Sachs, desde ya, también la aprueba, pero con “7 puntos”. Se ve que la película es un ladrillazo pero que hay que defender a rajatabla.


Reportaje al actor Benicio del Toro por Karl Rozemeyer, revista Premiere, reproducido por “Crítica” del Maipo, 14-11-2008:

“(El Che) se hizo fuerte siendo oprimido, combatiendo la injusticia y defendiendo a los olvidados. Guevara se parece a Jesús, en un sentido, pero sin la otra mejilla.”

Ahora que el Vaticano parece haber perdonado a John Lennon (otro revolucionario de culto, éste millonario), este actor se permite, también él, hacer una comparación con Jesucristo. Desde luego, nadie dirá absolutamente nada. ¿Qué milagros habrá hecho Guevara? ¿O su resurrección se ha dado de manera simbólica en el globalizado merchandising?

“El Che nunca aterrorizó a la población, aunque algunos lo hayan acusado de ser un hombre de poder.(…) Si hubiese sido un hombre sediento de sangre, si usted lee su diario, hay muchos momentos en los que se podría haber aprovechado de la situación y extender el miedo para lograr sus objetivos, pero no lo hizo.”

Se equivoca el actor. El Che aterrorizó casi de continuo al campesinado boliviano. En su diario habla de toma de rehenes (28-05-67), dice, “discriminador”, que “a los habitantes hay que cazarlos para poder hablar con ellos pues son como animalitos” (19-06-67), o confirma también que “el miedo sigue entronizado en la gente” (07-07-67). Por otra parte, son conocidas estas sus palabras, que fueron más que ello: “El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así.” (“Crear dos, tres…, muchos Vietnam es la consigna”, mayo 1967). Del mismo mensaje se puede colegir no sólo que Guevara era un psicópata, sino también un mesiánico autoimpuesto representante de “los pueblos del mundo”: “¡Cómo podríamos mirar el futuro de luminoso y cercano, si dos, tres, muchos Vietnam florecieran en la superficie del globo, con su cuota de muerte y sus tragedias inmensas, con su heroísmo cotidiano, con sus golpes repetidos al imperialismo, con la obligación que entraña para éste de dispersar sus fuerzas, bajo el embate del odio creciente de los pueblos del mundo!”. Véase sino también acá: “Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano (sic): los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo, y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria”. De Guerra de guerrillas, Septiembre de 1963: “Los guerrilleros no pueden olvidar nunca su función de vanguardia del pueblo, el mandato que encarnan”. (¿Mandato dado por quién?) “Hay que tener siempre presente que el resultado final debe ser el aniquilamiento del adversario (sic)”. (¿Cómo, y los Derechos Humanos?)

-Hoy los adolescentes de catorce años vuelven a llevar al Che en sus camisetas. ¿Fue usted uno de ésos?
-No, yo era más fan de grupos como The Who, The Clash.”

El actor, plantea la respuesta en los mismos términos que está implicada: el Che como un “grupo de rock” o alguien que se pone de moda y por lo tanto debe llevarse puesta su remera. Lo que dice a continuación confirma la tontera mayor.

“Creo que los que tienen remeras con el Che entienden su mensaje. Si yo veo a alguien con una remera del Che pienso: Tiene buen gusto”.




Periodista: ¿Qué te decidió a filmar esta película?

Soderbergh: Simplemente su vida es un material estupendo para una película, y seguramente bastante comercial. Hay un montón de gente que cree que la película no va a ser comercial, y yo no estoy de acuerdo, porque con esta imagen que es como una marca, la va a identificar el 100 % de la gente. La mayoría no sabe por qué lleva viendo esa imagen toda su vida. Hay mil cosas que podés comprar del Che, cada año esa imagen genera millones de dólares en merchandising. ¿Por qué? ¿Por qué sigo viendo esa imagen en todas partes?
(Reportaje al director de la película Steven Soderbergh, diario Clarín, 16/11/2008)



En el diario oficialista (kakista) Una mirada al Sur, por otra parte, dice este mediocre y adinerado realizador:

“El Che es una clara imagen del idealismo y la rebelión juvenil, ambos, en mi opinión, valores eternos e intemporales. No estamos interesados en la situación política actual de Cuba. Somos cineastas que realizan una película acerca de un período de tiempo específico, desde el punto de vista del Che”.

Desde luego, la situación política actual de Cuba guarda relación con la actuación política en la revolución, también, del Che Guevara. Admitir esta realidad lo llevaría a boicotear su película, y así hacerla menos comercial, algo que este avariento anteojito no puede permitirse.



Nosotros no colocamos estrellas, ni deditos, ni puntaje. Con un poco de verdad parece que alcanza y sobra.
“Que vuestro modo de hablar sea sí, sí, no, no, porque todo lo demás viene del Maligno” Mt. 5,37

Enlace: El negocio del Che Guevara: http://www.thechestore.com/