“Que el cine sea ordenado a la gloria de Dios y a la salvación de las almas, y sirva eficazmente para la extensión del Reino de Cristo sobre la Tierra”.

S. S. Pío XII

lunes, 15 de noviembre de 2010

EL DEMOCRATICO

Año 27 de la Democracia – Número 8


EL DEMOCRÁTICO®


“Haz lo correcto. Dí lo correcto. Sé correcto”.



Boletín de la Asociación Amigos del


INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS DEMOCRÁTICAS



Fundador, Director y Responsable Inscripto:


Pánfilo Democracio, t.d. y o.p.a.



Editorial:


La Democracia™ ha recibido otro duro golpe. Esta vez no fue por parte de golpistas desestabilizadores (ya sean hombres de las fuerzas armadas o del campo). Esta vez el implacable destino se ha llevado, como antes a Raúl Alfonsín, ahora a Néstor Kirchner. Otro Presidente de la Democracia que nos deja a la intemperie cuando más lo necesitábamos. Nos quedan sólo dos, el Dr. Menem y el Dr. De la Rúa, a quienes, más allá de las banderías políticas, debemos venerar como adalides que son de una Democracia que llegó para quedarse, a pesar de tan rudos contratiempos.


Consternado, apabullado, triste, afligido, pesaroso, inconsolable como millones de argentinas y argentinos, acudí presto a rendir honores al mártir de la Democracia. El Salón de los Patriotas Latinoamericanos de la Casa Rosada, cubiertas sus paredes con los retratos de caracterizados demócratas como Perón, Allende o Ernesto “Che” Guevara (que, aunque algunos no lo quieran admitir, peleó por la Democracia, para que los pueblos pudieran acudir a las urnas libremente, como hoy se verifica en Cuba y en nuestra Latinoamérica), se pobló de un pueblo argentino, de un país todo que quiso rendirle personalmente un último homenaje a un luchador por los Derechos Humanos, la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, al mayor Héroe de los Trabajadores después de Juan Domingo Perón.


Lamentablemente siempre hay algunos fachistas que no lo quieren admitir y, envidiosos, critican toda buena obra por razones ideológicas. Pero la realidad está allí para verla por televisión o leerla en los diarios, que no nos dejan mentir: el pueblo aprobó su gestión democrática, más allá de su modus operandi, más allá de la corrupción, de los delitos y de las injusticias cometidas, porque esas son cosas que ninguna democracia del mundo ha podido solucionar. ¿Se pretende que nuestra joven Democracia logre lo que ni pudieron las más avanzadas del planeta? ¿Eh?


Pero volvamos al momento inolvidable de la despedida. La Señora Presidenta con toda la fuerza le hizo frente al momento con la indeclinable decisión de mantener firme el rumbo del barco, pese a las tempestades, pese a las olas inclementes del destino. Acompañada de la plana mayor del gobierno nacional y popular, del pueblo más democrático y de figuras caracterizadas de nuestro país, la emoción embargó a todos los presentes. Allí estaban democráticos mandatarios extranjeros de indudable prestigio como Evo Morales, Hugo Chávez, Rafael Correa, Sebastián Piñera y Pepe Mujica, que en tono lastimero y tanguístico expresó sabiamente “Cómo se nos va la vida”. Allí estaban condolidos Maradona y la abuela Carlotto (equivocadamente con un pañuelo blanco en la cabeza, cuando debió haber sido negro, qué error de su asesora de imagen!), allí estaban Marcelo Tinelli y Chacho Álvarez, Bilardo y el Checho Batista. Allí estaban Louis Vuitton y Luis D’elía, Jean Cartier y el Presidente de Boca, el Rabino Bergman y Monseñor Casaretto, Ray Ban y Monseñor Laguna, Nacha Guevara y Antonio Cafiero, más una gran cantidad de personalidades de los ambientes artístico actoral y surrealista, agradeciendo las dádivas del régimen democrático a quien el occiso había servido hasta dar su vida.


No me quedan palabras tras tan agotadoras y lacrimosas jornadas. Sólo he de repetir un saludo que se escuchó repetidamente en consonancia con la marcha fúnebre sollozante del pueblo de la Democracia: “Hasta la victoria siempre”, “Viva la Democracia”.




ANUNCIO:


Queremos darles a conocer que, como la Democracia está viva y en tanto en ella rige la libertad de pensamiento, acaba de fundarse una nueva corriente de pensamiento político-filosófica integrativa, denominada: macrismo-leninismo. La misma según nos informa el diario La nación, 6 de noviembre de 2010, ha sido inventada por los cerebros del PRO Alejandro Rozitchner, Hernán Lombardi y Mariano Narodowski. Le damos la bienvenida.



IMÁGENES:




En Democracia los Obispos, como cualquier ciudadano, tienen que someterse a las reglas de la convivencia democrática. Celebramos el ejemplo dado por Monseñor Laguna, a quien vemos en la fotografía besar untuoso la mano de la Presidenta.




Un obituario muy especial, para condolerse del deceso del Dr. Kirchner.



CITA:


“La democracia representativa y la economía de mercado son los componentes esenciales de la sociedad abierta, al igual que los mecanismos de regulación de los mercados –en particular de los mercados financieros- junto a otras disposiciones para preservar la paz, el orden y la ley a escala mundial”.


George Soros, super-archi-recontra-multimillonario financista internacional, en la obra “La crisis del capitalismo mundial”, 1998.



NUESTRO COLUMNISTA:


Dr. Orvieta de Curdella:


“Con Democracia se toma, se bebe y se chupa. ¡Hic!”



SABIDURÍA ROCKERA:


“La historia y el pueblo sabrán valorar la dignidad de Néstor Kirchner, que se partió el corazón por nosotros, el que enfrentó al imperio vampiro pagando nuestras deudas”. (Andrés Calamaro. La Nación, 28 de octubre de 2010)



Todo va mejor con Democracia





APRENDIENDO DEMOCRACIA



Por el Dr. Federico Pineral, fundador del PPP (Partido Popular Progresista).





Hay palabras que todo ciudadano de la democracia debe manejar fluidamente en su lenguaje cotidiano, para poder ser verdaderamente un ciudadano, y no un simple habitante. Estas son algunas:


Dignidad humana – Derechos Humanos – Libertad – Diálogo – Desarrollo sustentable – Mayoría – Asamblea – Justicia social – Pueblo – Paz – Dialogar – Consenso – Debate – Popular – Democratización – Instituciones – No discriminación – Gobernabilidad – Libertad de prensa – Transparencia – Memoria – Cambio – Inclusión – No represión – Gestión – Sesiones – Elecciones – Igualdad – Género – Modelo – Progreso – Futuro – Diálogo.



LOS AFORISMOS DE TITO GARGARAL:


El mundo es como lo vemos. Por eso hay que ser optimista.


Para ser optimista, empieza por sonreír.


En los asuntos de la vida, ni preocuparse, ni condenar, ni comprender: sonreír.


Cuida tus dientes: el optimismo empieza por una buena sonrisa.


Las buenas noticias están dentro tuyo, ¿qué esperas para difundirlas?


Ser optimista es vivir en paz con todo el mundo. He allí la solución a las guerras.


Un mundo mejor es posible, si todos sonreímos. Empieza hoy.


Todo va mejor con una sonrisa.


Sonríe: vives en democracia.



SORPRENDENTE:




Dinosaurios en Polonia: A pesar de que la infausta época de los reyes ya se acabó con la Revolución Francesa, en Polonia, país que se dice democrático, acaban de erigir la estatua de un Rey. La comunidad internacional tendrá que tomar cartas en el asunto, ante tamaño mal ejemplo. ¡Hoy nadie tiene coronita (excepto dentro de la boca)!




HECHOS:


El Instituto Superior de Ciencias Democráticas nos informa que, debido a los disturbios causados por un energúmeno fascistoide que se hacía pasar por estudiante, se han suspendido las clases hasta la semana que viene.


El ISCD nos ha hecho llegar un examen rendido por el sujeto, a través del cual se puede entender la patología paranoica, retrógrada y violenta de su psique. Tras su expulsión, el ISCD estudia mejorar el test de examen para evitar tener que encontrarse con nuevas y desagradables sorpresas.



ASIGNATURA: Introducción a la Democracia I.


PROFESOR: Alfredo L. Chozas.


ALUMNO: D. Socrático.


(Alumno del primer año en el “Instituto Superior de Ciencias Democráticas”, aplazado y expulsado, procesado por causar disturbios en el buffet y escribir consignas fascistoides antidemocráticas en las paredes del baño del Instituto).



Composición tema: La democracia


Todo se le disculpa a la democracia. Todo se le disculpa a quienes se llaman a sí mismos democráticos.


Si una persona muere asesinada en la calle, la democracia no puede cargar con ese crimen de “inseguridad”, antes al contrario, ello ocurre porque no hay suficiente democracia, o porque la democracia es todavía “joven” e “inmadura”.


Si a esa persona la matan durante un gobierno que, aunque se defina como demócrata y liberal, es encabezado por una junta de militares, entonces ese crimen es premeditado por una dictadura, y se trata de terrorismo de estado.


Si un niño muere de hambre en una remota y olvidada provincia, no es culpa de la democracia, si no tal vez de la burocracia, o de la desaprensión de sus padres.


Si ese niño muere durante la etapa de un gobierno militar, entonces se trata de un atroz genocidio.


Si un país se endeuda con usureros internacionales durante una “dictadura militar”, la deuda es oprobiosa.


Si esa deuda la soporta un gobierno democrático, la deuda debe ser honrada.


Si un hombre roba portando un uniforme, debe ser encarcelado.


Pero si ese que roba es un político democrático que viste de saco y corbata, será honrado el día de su muerte porque, a pesar de esos defectos, era un hombre “de la democracia”, ésa que tanto nos costó conseguir.


Si Usted es un desocupado no le eche la culpa a la democracia, ya que ésta, con la mejor buena voluntad, hace lo que puede por Usted. Tenga en cuenta la crisis internacional.


Si Usted está desocupado durante una “dictadura militar”, es evidente que usted es una víctima de una política de hambreamiento para con el pueblo. Usted entonces tiene derecho a sublevarse.


No hay dudas de que es mejor y más ventajoso ser ultrajado, robado, hambreado, secuestrado en democracia, porque al menos si eso nos ocurre nos queda el consuelo de que somos libres para protestar, organizar una marcha en reclamo de justicia y volver a casa sabiendo que lo podemos contar. Nadie nos hará desaparecer, y si eso ocurre ello se debe a que no hay suficiente democracia, culpa de este pueblo que no se mete en política.


Al llegar a casa, como no existe la censura fascista, podremos ver espectáculos subidos de tono en la TV, que enerven nuestras pasiones más bajas, ya que somos adultos y nadie nos tutela lo que podemos o no podemos ver. Para eso se nos ha dado la libertad de expresión, garantizada en la Constitución Nacional.


Criticar a la democracia es ser anti-democrático, un crimen que no tiene perdón.


Buscar una relación entre las calamidades que ocurren a diario y la democracia es ser desestabilizador, destituyente, golpista, es querer volver atrás, a un tiempo oscuro que nunca más debe regresar.


Dictadura significa represión, democracia significa libertad. Sólo un malvado elige la represión en desmedro de la libertad.


No importa que esa libertad absoluta les permita a los criminales hacer grandes fortunas, a los jóvenes morir drogados, a los adolescentes delinquir, a las mujeres prostituirse y a los pobres ser marginados. Son los efectos colaterales que hay que aceptar, pues vienen junto con la libertad, que algunos no saben usar. Allá ellos. Es eso o la dictadura represora.


El bien individual no puede ser coercionado por el bien de la sociedad. Los Derechos Humanos no se negocian y son para todos, siempre y cuando acepten la democracia.


Dentro de la democracia, todo. Fuera de la democracia, nada.


“Fuera de la democracia no hay salvación”.


“Democracia para siempre”.


“Más democracia”.


“Libertad, Igualdad, Fraternidad”.


Para que haya fraternidad debe haber igualdad, y para que haya igualdad debe haber libertad.


Así, la democracia nos da la libertad absoluta, porque todos hemos nacido libres e iguales.


Libertad de prensa (para decir “cien millones de mentiras” como afirmó la Presidenta); libertad de enseñanza (“lo mismo un burro que un gran profesor”); libertad de cultos (“¡todo es igual, nada es mejor!”); y libertad de culos (“en el mismo lodo todos manoseaos”).


La libertad es irrestricta, o no es nada.


Libertad para elegir –dentro de la democracia- al partido político o candidato que más nos guste.


En democracia cada cuatro años se renueva la esperanza.


Tenemos esperanza porque somos libres.


Somos libres porque vivimos en democracia.


Vivir y morir en democracia, donde la soberanía la tiene el pueblo soberano en las urnas, donde no hay privilegiados, aristocracia, monarcas ni dictadores, donde todos somos iguales y podemos manifestar nuestro disenso en las calles, siempre respetando la opinión de la mayoría, que es lo más importante.


La mayoría no se equivoca, por eso quiere la democracia.


En democracia la mayoría tiene la razón: tantos no pueden estar equivocados.


En democracia es fácil estar en lo correcto: basta seguir la corriente.


La democracia es un sentimiento.


Hay que sentir con la democracia.


Los buenos son democráticos, y cuanto más democráticos, mejores son.


Los malos son de derecha, autoritarios, fachistas, oligárquicos.


La democracia con la luz de su progreso aclara las cosas, la democracia nos señala el camino, el ancho y espacioso camino que conduce a la libertad suprema, a la felicidad sobre la tierra. La democracia educa gratuitamente a las masas para que cada vez sean más democráticas.


No hay valores que no sean democráticos.


En democracia no hay religión de estado, pues hay libertad religiosa. Para la democracia todas las religiones son iguales: todas son respetadas, todas son toleradas, mientras no quieran imponerle sus dogmas a la democracia.


La democracia no tiene ningún dogma ni verdad absoluta: deja a los ciudadanos pensar y decir libremente lo que quieran. Excepto que la democracia es mala.


La democracia no impone mandamientos, su razón de ser es garantizar los derechos humanos de los ciudadanos.


Esos derechos humanos son inalienables, indiscutibles, sagrados.


La democracia es la única garante y dispensadora de esos derechos. Por lo tanto, la democracia es sagrada.


Para que la democracia se profundice y llegue a ser del todo una democracia, hay que creer en ella.


Hay que creer en la democracia.


Hay que tener fe en la democracia.


“Santificado sea tu nombre”,

Democracia.

“Venga a nosotros tu gobierno”,

Democracia.

“Hágase tu voluntad mayoritaria en toda la tierra”,

Democracia.

”El pan y circo de cada día, dánoslo hoy”,

Democracia.

“Perdona nuestras prácticas no democráticas, nuestra crispación, nuestra falta de diálogo y de consenso”,

Democracia.

“No nos dejes caer en la tentación de la dictadura”,

Democracia,

“Y líbranos del mal de la represión, la censura y los golpes de estado”,

Democracia.

“Así es y así será”,

Democracia.




Cátedra Peppone





¿Qué debemos responderles a los que critican a la Democracia?



¡¡¡Fachistas!!!