“Que el cine sea ordenado a la gloria de Dios y a la salvación de las almas, y sirva eficazmente para la extensión del Reino de Cristo sobre la Tierra”.

S. S. Pío XII

jueves, 3 de junio de 2010

EXTRA CINEMATOGRAFICAS

BERGOGLIO DESENMASCARADO
Por Antonio Caponnetto
(Texto completo en Blog de Cabildo)

El príncipe de los fariseos.


“Pero el fariseo verdadero no lleva antifaz; es todo él un antifaz. Su natura se ha vuelto máscara, miente con toda naturalidad pues ha comenzado por mentirse a sí mismo. Lo que él simula, que es la santidad; y lo que él es, el egoísmo, se han amalgamado; se han fundido y se han hecho un espantoso veneno que de suyo no tiene antídoto alguno. Glicerina más ácido nítrico igual dinamita”.

R. P. Castellani, “Cristo y los fariseos”, pág. 13.


“”El sacerdote debe odiar el fariseísmo en todos su grados; es el primer deber de su ministerio celar la pureza de la virtud de la religión, la primera ente las virtudes morales; y debe discernirlo en todos su repliegues con los ojos penetrantes del saber y del odio. Así lo odió Cristo. Le costó la vida. Jesucristo parece haber tomado el fariseísmo como empresa de su vida, como empresa personal de su poderosa personalidad viva”.

R. P. Castellani, “Cristo y los fariseos”, pág. 163.


“¡Ay de los pastores que destrozan
y dispersan las ovejas de mi dehesa!
-oráculo de Yahvé.
Por eso, así dice Yahvé, el Dios de Israel,
acerca de los pastores
que apacientan mi pueblo:
Vosotros habéis dispersado mi grey,
la habéis desparramado
y no habéis cuidado de ella.
He aquí que Yo os castigaré
por la maldad de vuestras obras, dice Yahvé”.

Jeremías, XXIII, 1-2.