“Que el cine sea ordenado a la gloria de Dios y a la salvación de las almas, y sirva eficazmente para la extensión del Reino de Cristo sobre la Tierra”.

S. S. Pío XII

sábado, 26 de diciembre de 2009

HABLAN LOS MAESTROS


“El ojo derecho, que escandaliza y que mandó el Señor sea arrancado, es la vida contemplativa. Dos ojos en la cara son en el hombre vida activa y contemplativa. Por tanto quien por la contemplación enseñara un error, es mejor que arranque el ojo de la contemplación, conservando para sí el ojo único de la vida activa, a trueque de que resulte más provechoso el encaminarse a la vida por la activa, que irse al infierno por el error de la contemplación”.

San Isidoro de Sevilla - Sentencias


“Cuando el bienaventurado Antonio fue llamado por San Atanasio, obispo de Alejandría, para refutar a los herejes (arrianos), habiendo acudido a él Dídimo, varón eruditísimo, privado de la vista, admiró su ingenio y la agudeza de su espíritu al tratar sobre las santas Escrituras, y preguntándole dijo: “¿Acaso estás triste por no ver con los ojos de la carne?” Mas como él callaba ruborizado, segunda y tercera vez le preguntó, y al fin manifestó paladinamente su abatimiento de ánimo.
Y Antonio entonces le dijo: “Me extraño y condeno el que un hombre prudente sienta dolor por cosa que tienen las hormigas, moscas y mosquitos, y que no se alegre con la posesión que sólo los santos y los Apóstoles merecieron.
Por donde verás bien que mejor es ver con el espíritu que no con la carne, y poseer aquellos ojos en los que no puede penetrar la viga del pecado”.

San Jerónimo – Carta a Castrucio, 397.


”Esta vida es el tiempo de creer, como la vida futura es el tiempo de ver”

Bossuet – Tratado de la concupiscencia.